quisquillosa Otro blog más de WordPress

22 noviembre 2015

Plusvalía

Filed under: Sin categoría — malísima @ 23:44

Al final de mucho esperar, llegó el mensaje y el mensaje suponía una pregunta profesional…

Otra vez? Ya no me siento puta en la cama. Ya me siento puta cuando todo el mundo busca un auxilio y solucionar sus problemas. Me tendré que consolar como he hecho millones de veces: no es para mí, no es mi tipo, no me gustó, te estás obsesionando. Además éste era demasiado sano para mí, nada de beber ni de divertirse trasnochando.

En fin, cerrar y olvidar. Otra página. Otra experiencia y otro muro nuevo a construir.

Lágrimas negras

Filed under: Sin categoría — malísima @ 11:01

Triste. Me emociono y sufro. No valgo para sufrir… Creo que debo seguir pagando una condena que no es justa y con la que, cada día, estoy más en desacuerdo.
Me acaricia el corazón quien desaparece y yo se lo rompo a quien no se lo merece. Quizá hay roces que no debí tener pero siempre he conservado la espinita del “por qué no?” aunque luego lo viera mal, aunque fuera gordo, aunque no me gustase, aunque me arrepintiera de ir a su lado. Pero me llamaba, me cuidaba, me escribía… Pues otro intento… Y así otro y luego otro y entremedias apareció él y tampoco me gustó. Pagué una coca cola de amigos para no sentirme obligada a verle más y luego mentí y dije que era estrategia…
Y me escribió y me engatusó y vino una comida de colegas y un paseo de nervios. Y le vi bajito pero sonreía y le vi sus ojos tristes pero me hacía reír y le besé y me derritió. Terminé amarrada a su mano por la calle como un barco a un muelle.

El jueves dormí con él y reencontré la ternura que creí olvidada. Buen amante y dulce amigo. Me gustó todo. Desde su pelo hasta su piel, desde sus besos hasta su suave olor, desde su letargo hasta sus suspiros. Acurrucarme a su lado y sentir sus caricias. Girar en la cama y notar su búsqueda. Buscar su hombro y quedar atrapada en su abrazo. Y ahora qué? Ya no hay más? Ya vuelvo a ser el trofeo de una noche? Qué hago mal? Qué no sé hacer?

Antes era dura y no valía. Ahora soy tierna y tampoco?. Hay que hacerse la difícil, la ñoña, la cursi? Y si luego das con un tipo malo, que no sabe follar, te aguantas…
Pues no, no puedo jugar a eso. Tampoco puedo jugar a perder. No valgo para sufrir. No sirvo para llorar. Ya ni lloro con la emoción de los anuncios de navidad… Ya no puedo de tantas lágrimas negras…

Powered by WordPress