quisquillosa Otro blog más de WordPress

30 agosto 2015

Feliz en mi piel

Filed under: Sin categoría — malísima @ 9:10

Qué vacaciones tan dulces y tan merecidas! Hemos disfrutado los canijos y yo como nunca.

Sé que ha sido gracias a la compañía de mi amiga de la infancia y a la presencia de sus hijos, sé que también es el hecho de que mis hijos se van haciendo mayores, sé que el haber tenido un extra económico me ha permitido no mirar el bolsillo, sé que el tener un tiempo de relax sabiendo que vuelvo a un trabajo fijo y no a la vorágine de la búsqueda de empleo también ha ayudado.

Así que, sabiendo que todos los astritos se han ido alineando en mi órbita, me he sentido feliz en mi piel. Sin más interés que ver amanecer a mis niños con una sonrisa, con ganas de jugar, de playa. Me he visto serena, a gusto con mi corazón tranquilo, con mi pelo ensortijado de sal y arena y mi piel tostada. He hecho los excesos justos de comida, conociendo que comíamos fuera y abusaba de precocinados y algún helado. Los vinitos con casera, alguna copita, algún mojito y alguna cerveza en el placer de la terraza de casa. He notado cómo podía causar admiración con mi presencia, cómo me han mirado mis amigos de la infancia sin quererme reconocer -ellas, por dejadez; ellos, por no dar crédito-. He notado cómo, frente a años anteriores que buscaba el paso de los días para el regreso, el transcurso del tiempo lo paladeaba con gusto.

Los veranos felices en compañia de un marido que, aparentemente nos cuidaba, de largas charlas y cenas románticas han quedado completamente en el olvido. Ya no miro el pasado pensando en hice esto o hacía esto. Ya no critico buscando indicios de lo que se pudo haber hecho mal. Miraba el presente. El día. El plan y con eso bastaba: “queréis que hagamos esto, chicos? Fenomenal! Pues preparaos que en un rato salimos…”

Y así, día tras día hasta que, en la despedida de la playa, nos fundimos los canijos y yo en un abrazo plagado de lágrimas.

12 agosto 2015

Desilusión

Filed under: Sin categoría — malísima @ 17:35

Sigo metiéndome en las webs y sigo tentando a la suerte…tendré que dejarlo. Ya no me satisface lo más mínimo. El último prometía sobre el papel (cómo todos!), prometía su voz (algo más que el resto), prometía su pasado (algo que busco en todos!) y prometía su humor.

En persona es bajito (chasco), con la cara fina y ladeada (Dios! pensé en el cuadro de “el grito”) unos ojos verdes impresionantes (incluso se lo dije!) y sólo se mantenía intacto el humor porque el entusiasmo por una nueva vida y nuevo trabajo pasado los 40, se transforma en un contrato de sustitución en una responsabilidad de administrativo (chasco, chasco, chascoooo). Sí, si estoy de acuerdo en que mi vida y mi futuro me lo trabajo yo y con mi labor y mi sueldo tengo que preocuparme de mí y de mis niños. Ya nadie va a venir a darme estabilidad económica…pero de ahí a que sea yo la que tenga que apoquinar, la que deje de tener caprichos -que ya de por sí, no los tengo- y que sea quien -a futuro sirva- de refugio, pues como que no me llama. Está claro que si aún así, me hubiera descabalado el corazón, me hubiera dado lo mismo el contrato, la estatura y lo demás pero, como no ha sido así, todo fluye en contra.

Me da rabia porque la vida está plagada de elecciones y, para mi insatisfacción, elegí lo nuevo a quedar con mi viudo conocido o con mi amigo del sombrero bailarín. Mañana será otro día.

Creo que no sirvo para buscar en las webs, creo que no sirvo para llevarme más desilusiones, creo que perdí mi oído y que la neurona del amor se debió desenganchar con él…Es posible, no?

Powered by WordPress