quisquillosa Otro blog más de WordPress

30 mayo 2015

Nostalgia

Filed under: Sin categoría — malísima @ 10:07

Y tristona. Mañana serán dos años sin mi padre. Aunque sé que son más, muchos más. Desde que empezó su degeneración y su cabeza se perdió en un limbo, donde todo lo aprendido se borraba como agua, donde se apagaban sus neuronas y dejaban la oscuridad en su mente…

Mi trabajo me llena y hace que me levante a gusto. Mis hijos me completan y me regocijan con momentos de mimo como el de esta mañana. Acuden silenciosos a mi cama y repiten su posición: el mayor a mi izquierda, sin taparse y me rodea en un abrazo que se diluye mientras busca una postura para volver a soñar y el pequeño, a la derecha, que busca un abrazo a la altura de mi tripa, absorbiendo mi aroma como si pudiera volver a ser un bebecito de meses y luego se queda posado encima o se acurruca cerca, muy cerca. Creo que en esos momentos resplandece la habitación y se debe llenar de un polvillo de estrellas que colman mi felicidad.

Sigo pensando que el resto del amor no existe. No soy capaz de enamorar a nadie (o acaso nadie me enamora a mi). Estoy rechazando las propuestas de citas casuales, quiero centrarme en conocer alguien bueno para mi pero me encuentro con bajones respecto a mi nuevo amigo viudo. No tiene tiempo para dedicarme y creo que quizá debiera conocer a alguien mejor que yo. Alguien como mi amiga la rubia: sin niños y deseosa de hijos, libre para salir y volcarse, cariñosa y con una buena posición. Yo soy sólo una madurita, mileurista y con dos hijos. No me merezco nada. No soy suficientemente buena para nadie. Sólo lo fui para un padre que ya no está, para quien fui su rubiaja favorita (mi hermana es morena y para ella tendría otro apelativo) y que me miraba con ternura aún cuando su mente volaba y no sabía identificar con mi nombre…Pufff…a llorar de nuevo, papito…

Like en Facebook

Filed under: Sin categoría — malísima @ 9:52

Por qué pensar? por qué darle vueltas cuando no le veo, cuando lo veo tan complicado. Está claro que tiene lo peor de los dos mundos: se vuelca en un trabajo como un padre y presume y se responsabiliza de los niños como una madre. Nos pasamos horas al teléfono, cuando ya están acostados los niños, y casi nos caemos de sueño. Tiene mucho vivido y me gusta escucharle pero, reconozco que gana en las distancias cortas. Y gana en las distancias cortas porque se calla y me besa y me abraza. Muy poca cosa, -la verdad- pero he tenido experiencias tan raras que voy jugando a los descartes. Ya no me satisface un rato de sexo, por bueno que sea, si va a suponer que no quiere nada más de mi. Tampoco quiero que aparenten preocuparse por mi, cuando no van a despegar los labios sino sólo para darme un pico. Tampoco me interesan los que se me pegan porque saben que saldrán con una consulta resuelta.
Mi amiga Silvia no para de decir que hay que fluir con la vida. Eso haré yo, me dejaré fluir con la vida…Mañana celebración familiar, finde con niños y sin posibilidad de ver al culpable de esta reflexión: tiene acontecimientos deportivos en el colegio y domingo familiar. Merecerá la pena dejar pasar las semanas? Fluiré con la vida…A saber…De todas formas, acabo de darle un like a una publicación de facebook, “ninguna persona es la equivocada”. Estoy de acuerdo. Si ha llegado a mi vida será por algo y tendrá su áquel.

24 mayo 2015

Y??

Filed under: Sin categoría — malísima @ 20:34

Qué hago? Apuesto o no apuesto? He pasado del despiporre a la tranquilidad, del paro a currar, de la desesperación al sosiego. Y con todo ese panorama (escenario, diría mi anterior jefe) aparece alguien para conocerme y, para colmo, me sorprende.

Sin embargo, hoy regreso a casa como siempre: sola, llorosa y tristona. Es cierto que es la segunda cita pero, justamente por eso, tendría que haber sido fácil y feliz. Y ha sido complicada, rápida y rara.

Han existido señales tan contradictorias que me dejan vacía y pensativa:
Me ha gustado que confiara en mí para hacer cosas normales: ir al decathlon a cotillear. He odiado que pillara el teléfono para hablar con un compañero y que no me hiciera caso.
Me ha gustado que me cogiera de la mano. No me ha gustado que sea en la tienda, cuando no había nadie que nos viera.
Me ha gustado que me subiera a su casa, que me arrinconara, que me poseyera en un ataque de sinrazón pero no me ha molado nada que me dejara marchar, que bromeara sobre sexualidad, que no hubiera momento para la ternura.
No me ha gustado nada que tenga claro que no nos vemos en quince días…Con eso ha sacado mi lado duro otra vez: “tranquilo, en ese tiempo lo mismo encuentro a otro” y la respuesta ha sido la que me merecía, y por eso más dura de llevar: “pues dímelo, si piensas seguir conociendo a gente, dímelo que así sabré cuál es el juego”

Hace media hora me ha telefoneado pero está con sus hijos y me ha tenido que colgar.

Es día de elecciones municipales. La televisión no para de arrojar resultados. Estoy intentando evadir mi mente con los escrutinios: Soy dura, no sufras, no merece la pena. Además siempre has huido de los viudos. No sufras. No sufras. No sufras. No llores, nena, no llores. Tú vales mucho. Eres dura. Saca la roca…y las lágrimas vuelven…

Powered by WordPress