quisquillosa Otro blog más de WordPress

14 marzo 2015

Enamorar

Filed under: Sin categoría — malísima @ 22:14

Me encanta que la gente sienta y vibre, que se emocione, que ría, que tenga la ilusión de un amor que comienza… Yo no lo puedo sentir. Me he cerrado en banda y no puedo desencadenar tantos cerrojos como eché hace ya más de tres años.
Disfruto de las miradas y sonrisas de complicidad ajenas. A mí me están vedadas y, aunque es cierto que me gustaría empezar con el deshielo y avivar mi fuego con un cariño, parece que la cuestión parece difícil. He pasado de ser la chica mona para casarse a ser la tipa cañón que sirve para una sola noche. He pasado de ser la conquista a futuro, a ser la cazadora de momentos calientes.
Vuelvo a dar con guapos que no me besan, con feos que me idolatran y con fuertes que desaparecen sin dejar rastro. No quiero pensar que es mi condena por un pasado. No, me niego. Tengo que pensar que algo bueno me espera en mi camino.

Tengo trabajo. Estoy aprendiendo cosas nuevas y tengo los abrazos y cariños de dos hombrecitos que se merecen una madre feliz. Sigamos bebiendo de esta vieja copa de tinto y saboreando el mundo a sorbitos.

2 marzo 2015

Primer día…

Filed under: Sin categoría — malísima @ 23:32

del resto de mi vida! Vuelta al trabajo y con un entusiasmo desmedido. Muchas ganas de volver a empezar: lo cierto es que nunca lo he dejado y no he parado de hacer cosillas pero muchas no han salido y otras han sido tediosas y con poca remuneración.

Me encanta que vuelva a sonar el despertador y me fuerce a levantarme sin remoloneos. Que haya que vestirse, acicalarse, pintarse y que no sirva cualquier trapito para quedarme en casa frente a un portátil. Me gusta que sea una empresa conocida y que la gente que ha sufrido tanto a mi lado, me feliciten con una alegría sincera.

Además, al tener que regresar y tener mil cosas pendientes, me obliga a centrarme y olvidarme de tonterías como amantes malos y folloamigos ramplones. Me encuentro con una serenidad pasmosa. Sólo siento el vértigo de un nuevo trabajo y que no pueda estar a la altura…seguro que he dicho yo eso último? Siempre estoy a la altura! Me tocará aprender, saber y conocer pero cuándo he dejado de hacer algo que me he propuesto??

Tranquilidad y sosiego. Nómina a fin de mes. Renegociando hipoteca. Canijos felices. Hasta mi hermana sembrada de alegría con un nuevo amor. Seguiremos dando gracias a la vida, a los dioses o a los astros…Hasta el invierno parece haberse esfumado: mi cristal empieza a ser de color rosáceo y me basta.

Powered by WordPress