quisquillosa Otro blog más de WordPress

30 agosto 2014

TSNR

Filed under: Sin categoría — malísima @ 18:08

Me veo en la piscina con una sonrisa de idiota que no puedo con ella…Estoy viendo cómo ríen mis hijos y tengo la felicidad irradiando por mis ojos, por mis labios, por mis poros.

El verano está siendo tranquilo y feliz a pesar de que no sé cuándo aparecerá el padre. Tampoco tengo claro si aparecerá. Anoche soñé que tenía pelo en el pecho y he leído que era sensualidad y, en otras interpretaciones, la posibilidad de quedarme viuda. No sé en cual creer. Sé que la realidad es que yo misma me sobro y me basto a pesar de todas las dificultades económicas, profesionales y sociales.

Tengo claro que sobrevivo en cualquier circunstancia. Que hago amigos hasta en el infierno. Que soy una persona que doy mucho pero que me voy encontrando mucho en mi camino. Lo importante es sembrar y yo soy consciente que no me importa sembrar: sonrío, intento ser buena consejera y quiero que el mundo sea feliz a mi alrededor. Hay que ser positiva.

Y vale, no he tenido nadie que me acompañara el verano, y, por el contrario, me he sentido tan arropada, tan deseada, tan especial, que da igual que no haya habido ningún atisbo de acercamiento físico: la tensión sexual no resuelta está y ha existido, con lo que el halago mental, el subidón adrenalínico me lo he llevado. El tiempo dirá si se resuelve o queda en “aquello que pudo ser y no fue”. Ahora mismo, todo me resulta bello y no me importa. El salón está revuelto por tanto juguete y vuelve a sonar la risa…

25 agosto 2014

Tranquilidad y karma

Filed under: Sin categoría — malísima @ 10:39

He encontrado mi karma…qué felicidad! Cuánta tranquilidad con mis niños, qué paz. No hay que estar pegada a los horarios, a las tareas, a las actividades. No hay reglas: hoy qué hacemos? Si quieren playa, playa…piscina? Piscina. Que tocan deberes y documentales, pues tan felices. Comemos a capricho: plato único salvo que haya verdura. Paseamos, hablamos. Les divierte que les cuente cosas de mi infancia y me hacen recordar a mi padre: no ha pasado ni un sólo día sin que todavía me acuerde de él y lo haga con una nostalgia dulce, agradecida. Hoy jugamos a adivinar las figuras de las nubes y me pareció sanísimo: todo eran animales, el más cruel: un león comiendo; el más dulce, un perro bocarriba esperando las cosquillas.

Creo que he encontrado mi karma y que mis hijos crecen felices.

13 agosto 2014

Y con tacones!

Filed under: Sin categoría — malísima @ 23:34

Este es mi tercer verano sola con mis leones y ya me siento a gusto en mi piel. En un arrebato, reservé un viaje organizado para familias monoparentales. Necesitaba vivir la experiencia, no fue cómo imaginé (sobre todo, porque la organización fue un desastre) pero he de reconocer que triunfé. Triunfé porque me costó trabajo pero me abrí y conocí gente más que maja. Triunfé porque mis nenes se divirtieron. Triunfé porque sigo en el mercado, porque esta mami se arregla y tiene tirón y dos noches de juerga y era la única en una panda de media docena de hombres ( la proporción era de tres féminas por cada hombre!!). Además se me quitaron los miedos de las excursiones, de los viajes como conductora, del riesgo de ser la única adulta responsable con dos críos.

Así que, sí, me siento orgullosa. Incluso me sonrío pensando en el momento de dejar el hotel e ir bajando las maletas, con todo el glamour, subida en mis poderosos tacones. Pues claro, puedo yo sola y encima…con taconazo!!

1 agosto 2014

No entiendo nada

Filed under: Sin categoría — malísima @ 11:14

En teoría lo que me quiso decir era precioso pero, desgraciadamente, no era lo que yo quería escuchar. Me dijo que no quería que yo me hartara de él, que sucumbiera al desenfreno, al sexo y que luego no quedase nada. Me dijo que me quería a su lado durante muchos años y que esa no era la forma.
Pues sí, quizá la forma sea otra pero sé, positivamente, que así me va a perder. Quizá a largo plazo –si es lo que pretende- no, porque sé que tendré un amigo –así se le puede llamar, no?- pero hoy o mañana recurriré a mis encuentros casuales, a mis agendas de folloamigos, a buscar los besos y los abrazos que fue incapaz de darme en su coche anoche, en nuestra despedida.

A quien le diga que, para que no pudiera irse y, sobre todo, para tentarle, le quité las llaves del coche y las guardé en la goma de encaje de mis braguitas sin que recibiera ni un mínimo acercamiento, ni un mínimo roce, me contestarán que es maricón o que no le gusto lo más mínimo. Sin embargo, estoy convencida de que es todo lo contrario: me tiene como algo inalcanzable y le asusto. Sí, también me lo dijo “me asustas, señorita”.

No voy a devanarme la cabeza más. Lo que tenga que ser, será. Lo tengo claro. Si quiere luchar por mí, me sorprenderá como ya ha hecho más veces. Si tengo que seguir con mi vida, seguiré. No tengo más que un cariño grande por alguien que me cuida, muy, muy en la distancia. No me arrebata ni la pasión, ni la idealización de lo platónico, ni las consabidas y petulantes mariposas en el estómago. Tampoco es un tío guapo. Es un tipo con muchos problemas: físicos –le falta un riñón- mentales –depresivo- profesionales –inmerso en un ere de extinción-, vamos, una joyita…y que sea yo capaz de andar dándole prioridad en mi cabecita???.

En fin, vacaciones. En tres días regresan mis niños. Necesito despotricar que los días de playa son largos y sin posibilidad de fornicio…No me extraña que asuste al más pintado!!

Powered by WordPress