quisquillosa Otro blog más de WordPress

30 diciembre 2012

Rebelde

Filed under: Sin categoría — malísima @ 13:17

Ahora soy la compi de cañas de mi ex. No es textual, sólo figurado pero es como me siento. Día de Navidad en su casa y me cuenta sus conquistas sexuales. Quizas con demasiado detalle, por lo menos para pensar en quién soy yo y lo que he supuesto…
Me reconoce que ha recobrado su puntito canalla de los 20 años…Vaya! La vuelta a la raíz cuando era yo quien me andaba por las ramas.

Y mi vuelta al pasado creo que llega a su fin. No quiero sufrir. No me merezco llorar por buscar a una persona que no es como quiero que sea…Cómo alguien puede hablar de amor y negarme los besos? El roce de sus labios? El termómetro de su pasión??

Lo siento. Para mí es muy importante y si no lo hay, sé que lo buscaré fuera…
No hacer daño. Fue nuestra primera premisa. Pues por ello. La amistad es más grande y más poderosa y siempre estará ahí. Ha sido precioso ver felices a nuestros retoños, tener ilusión y ganas. Es una lástima que las secuelas psíquicas sean más dolorosas y fuertes que las físicas.

Te adoré y lo sabes. Estaré siempre, siempre pero como la amiga que siempre fui.
Me encantó estar a tu lado, ayudarnos y mostrarte mi playa…

Quizás deba yo buscar nuevas playas…

19 diciembre 2012

Navidad

Filed under: Sin categoría — malísima @ 21:22

Es época de buenos deseos y ahora mismo, también le deseo lo mejor a mi ex.
Sí, deseo lo mejor para él. Ya sé que tiene pareja. Justo quien yo sospeche y ojalá que le vaya bien. Por él y por mis hijos…qué duda cabe. Cerré página. Cerró página.

Él lo hizo antes mientras yo me aferraba a continuar con nuestra historia. Después lo hice yo. Sufriendo mucho. Aguantando mucho.

Estoy bien.
Ya he sido esposa. Sigo siendo madre pero me toca recuperar a la mujer que hay en mí. A la persona que fui. A la que tengo que cuidar y querer. Sin temor. Sin dolor. Sin culpa.

Y me parece justo que a él le vaya bien.

Toda la felicidad y la suerte se la deseo, aunque no esté a su lado y eso suponga renunciar a un gran tesoro que dejó escapar.
Fue su decisión así que sabrá lo que ya le suponía un lastre…
Que vuele. Que triunfe. De veras, de corazón.
Será el espíritu de la navidad.

Powered by WordPress