quisquillosa Otro blog más de WordPress

30 septiembre 2012

Knockeada

Filed under: Sin categoría — malísima @ 23:10

Totalmente, en estado de shock. Prometimos no hacernos daño. Parecía sencillo entre personas de buena voluntad…

Mi primera desilusión fue hace unos días cuando me remite un documento para comprobar su contenido y me quedo de piedra al ver que ciertas cosas que me han contado no son como él las cuenta. Para mí supone un disgusto. No concibo el engaño, adultos los dos, sin ninguna necesidad ni de mentir ni de aparentar.
Tras una bronca, se queda en una explicación idiomática. Aceptamos pulpo.

Ayer me costó hacerle entender que una mujer necesita cariño, besos y halagos y que no es de recibo decir que mi sonrisa es maravillosa y que otra pibas con las que ha tenido rollo son hiper-guapas o tienen tipazo o cosas semejantes…eso me deja a mí a la altura del betún y,si fuera así, me conformaría pero como no lo es (no es por presumir) o empiezas a poner todos los adjetivos que me merezco o si no, me mosqueo.

El plato fuerte llegó anoche. Sin querer y sin venir a cuento me llamó por el nombre de su ex, a la que supuestamente odia. Intolerable. Habrá gente que lo disculpe y piense que es un error intrascendente. De acuerdo. Él mismo lo sintió así. Mi sensibilidad se vio herida. Además, unido a lo anterior, me produjo un descalabro que me chirriaban hasta los dientes. No puede ser que me hables de tantas cosas, con tanto tacto, con tanta delicadeza y a la hora de ofrecerme un vaso de leche me cambies el nombre y, para colmo, en diminutivo…

Se me ha tambaleado el alma. Pienso, por un lado, que no ha olvidado, que leyendo lo que leí y sin encontrar lo que me dijo, la película ha debido ser otra y él la cuenta como le hubiese gustado. Pienso que está desesperado por encontrar a otra y que he sido la tonta llorona que le entendió, y con eso le basta, no soy una mujer a la que quiera enamorar por sí misma, por lo que es y cómo es y cómo está. No. Es más por ansia, por necesidad.

Y lo peor, por qué decir cosas cuando no se corresponden a la realidad? Para adornalo, para no asustar, para intimidar?? Que no, que no, que tenemos una edad y ahora toca decir lo que es, y el que no quiera, que no escuche…Y al que le duela, que siga su camino…

Aún así, te estaré eternamente agradecida. Fuiste lo mejor que pudo llamar a mi puerta en un momento dado. Quizás la culpa fue mía por mi estado, por mi pena, por mi desconfianza, por mi inseguridad, por mi maldad…

Eso, o es cierto que con veinte fui más lista y ahora, con el doble, soy tonta. Antaño dije que no porque era extraño y ahora?? ahora, mucho más extraño…

26 septiembre 2012

Gracias

Filed under: Sin categoría — malísima @ 16:22

Tranquila, muy tranquila. Sé que él no. De hecho, me ha remitido algún mensaje de esos con caritas y aparecían caras tristes. Se acuerda de lo que pasó hace un año, además, en breve, vendrá una fecha señalada, una onomástica y será difícil.
Todavía falta pero creo que, para mí, no será tortuoso. He aprendido a olvidar. Es cierto que, por momentos, se me nublan los ojos con lágrimas pero empiezan a ser contados. Las canciones que antaño me traían recuerdos, ahora las escucho con indiferencia.
Sé que todo es gracias a alguien. A ese ser tan maravilloso y especial que regresó, que me escuchó y que me tendió su mano. Que me ha ido ayudando día tras día, desde la sombra, sin aparentar. Que se ha empeñado en hacer la vida fácil a quienes le rodean, que me ha hecho sacar la risa y alejar telearañas de mi alma.
Te prometo que nunca te haré daño. Quien da confianza, recibe confianza. Te aprecio, te quiero, te adoro…pero me da miedo y no puedo decírtelo, lo sabes, no?? Tampoco formarás parte de mi estadística…

Obrigado.

13 septiembre 2012

Lo que tenga que ser

Filed under: Sin categoría — malísima @ 16:31

Por qué se porta tan bien? Qué tengo que hacer ahora? Tiempo, tiempo, tiempo. Lo que tenga que ser será. Dejarme querer, dejarme mimar, cuidarme. Me toca eso. Sin más. Si quieren luchar por mí, que lo hagan, venga de quien venga, hagan lo que hagan. Marcha atrás ni para coger carrerilla. Estoy triste? A ratos. Alegre? A ratos. Tengo que sacar todo lo bueno y todo lo malo de mí, sin tapujos, sin dobleces.
Mis príncipes? Parecen felices. Ojalá sea así. Que no sufran y que nadie les quite su ilusión y su infancia. Que se les multiplique el amor. Son tesoros y se merecen que les mimen mucho. Malcriarles, no. Quererles, en todo.
Y a seguir cerrando puertas, las que no me gusten, fuera. No debo agradecer nada a quien nada me dio y a quien me dio, ya tuvo su recompensa. Porque soy tan tonta que si recibí uno, doblé en cariño y en atenciones. Sé que por mi parte puse todo y hasta el final. Si no supieron estar a la altura, allá ellos, allá ellas. Sé que ahora, muchas amistades se han quedado en el camino…

9 septiembre 2012

Qué buscamos?

Filed under: Sin categoría — malísima @ 23:33

Por qué no estamos nunca a gusto? Por qué no encontramos lo que necesitamos, lo que vamos buscando? No sé si ahora tendría que conformarme o seguir indagando. Acaso se puede tener todo??

Cuando tenemos quince años, nos conformamos con una mirada o un saludo; con veinte, nos dejamos llevar por el tonteo; con veinticinco, nos atora la pasión, el enamoramiento; con treinta, la estabilidad y con cuarenta…qué buscamos con cuarenta??

Pues ni lo sé. Supongo que lo mejor de cada edad. Que se aplica para los momentos, para las compañías…pero en la pareja, qué se busca en la pareja? El amor ciego, la pasión, el atoramiento?? Supongo que, de forma desmedida ya no, pero algo así.

La estabilidad no la queremos perder y el tonteo, nos encanta, estamos en nuestro mejor momento…Pero en qué proporción debe primar cada cosa?? Habrá gente que diga que lo principal es la economía y lo demás ya entra en declive; otras, que su segunda juventud desee el aturdimiento de los comienzos y las habrá que se conformará con un piquito de buenas noches y rechazará por completo el sexo y la pasión.

Bien, pues si puedo tener un poquito de todo…por qué no estoy radiante? Buen sexo, estabilidad y tonteo…por qué echo de menos ese flechazo, esa ceguera, esa pasión desmedida…Es que ya no la voy a sentir? He perdido ese entusiasmo? Ya no es importante? No puedo dejar pasar los días con el sosiego de un matrimonio de cincuenta cuando es un fin de semana de dos amantes recientes…No puede ser!! Y es terriblemente injusto que alguien se desviva por hacerme feliz y que yo no sea capaz de corresponder con la misma intensidad…No es justo…no debían ser las relaciones recíprocas?? No es esa mi teoría??

Quizás debo hablar y no esconderme en mis pensamientos.

Pero si las relaciones son recíprocas…alguien me ha estado echando de menos!

Powered by WordPress